A toda freza

Abril 2014. Borja Lucas. Hace semanas decido hacer una sesión en unas aguas de medianas dimensiones. Decido hacerlo en plena freza, cuando los peces están demasiado ocupados desovando como para prestar la más mínima atención a nuestros cebos. Es el momento de elegir un buen cebo para animarles para darles energía para continuar su ciclo vital.

Deciros que este cebo huele muy bien, para mí ha pasado a ser automáticamente, el boilie dulce, entre los dulces. Su aroma se asemeja a un helado de fresa y nata. Este boilie lleva en su composición albúmina de huevo y de leche…esto no lo vamos a encontrar en boilies con este precio tan módico. Este boilie tiene su capa superficial dura y su núcleo es muy blando y jugoso, por consiguiente esta primavera – verano resistirá mejor que otros boilies, los ataques de cangrejos y peces pasto a nuestro cebo de anzuelo…Son 100% redondos como el resto de cebos de Imperial Baits, y es un placer lanzarlos con el cobra, con una precisión que dejará boquiabierto al más exquisito.

Una vez llego al lugar elegido,en el que pasaré 48 horas, me dispongo a cebar las tres cañas con las que voy a pescar. Sólo cebaré con boilies y esta vez estos serán “Uncle Bait”.No echaré nada de semillas y nada de engodos, una malla de 32mm con boilies molidos de Uncle Bait y un “snowman” de Uncle Bait (este constará de un boilie fondante de 16mm y medio pop-up de 16mm), montados en un anzuelo del 6 xsc de Fox, es el arma elegida para afrontar la sesión. El “hot spot” elegido está situado a 34 metros de la orilla y a 1,5 metros de profundidad, una vez marcadas las tres líneas de las tres cañas, lanzo 30 boilies por caña esta vez de 20mm. Cebo con boilies más grandes y de cebo de anzuelo usaré unos de menos diámetro, esperando así que nuestras amigas las carpas, se decidan a tomarlo con mayor seguridad…

La respuesta a estos cebos es rápida, y a las 2 horas de echar las cañas tengo la primera picada. Después de cada picada lanzo con el cobra 10 o 12 bolas de Uncle Bait en 20mm a la caña que han picado, para mantener a los peces comiendo en mi spot elegido. Las picadas se suceden y con ellas mi alegría y diversión. Sobre todo porque en la recula situada a mi derecha estaban los peces dando saltos y coletazos en la orilla desovando. Y comprobaba el poder de atracción del boilie Uncle Bait. Ya que salieron bastantes peces para estar en la difícil situación de pesca en la que me encontraba.

Bajo mi experiencia con estos boilies, en compleja situación de pesca, no van a faltar esta primavera_verano en mi bolso de cebo. Os invito a todos a probarlos y sacar vuestras propias conclusiones, que apuesto a que os darán el resultado que buscais…pescar… Un saludo, un abrazo y buena pesca compañeros. Agradecer a José Sánchez Ortega y David Báñez Roldán su amistad, compañía y su ayuda en esta mítica sesión.


foro