Gastando mallas

Agosto 2014. Edu Zancada. Normalmente suelo usar en todas mis sesiones de carp mallas de PVA, siempre que me lo permita el escenario. En mi última sesión de pesca, pude reunirme con mi viejo amigo Abel, gran conocedor de las tablas de río Guadiana, de pequeños lagos y graveras de Extremadura que albergan buenas sorpresas.


En nuestra sesión de pesca, estuvimos una primera noche pescando en un lago cercano a la ciudad de Mérida, me reuní con Abel y Jaime, en un escenario que escondía peces por encima de los 24 kg, pero no tuvimos suerte. Habíamos cebado con boilies The Source, un cebo infalible allá donde vaya uno, perfecto para grandes y recelosos ejemplares, pero no hubo suerte, al día siguiente, decidimos cambiar de escenario pues la actividad de los peces aquí era únicamente nocturna. Abel me llevó a una vieja tabla del río Guadiana, barbos, carpas comunes y royales en gran cantidad y algún que otro gran ejemplar que allí se escondía, aunque difícil de seleccionar.

Nada más llegar a la tabla, nos dispusimos a montar los equipos y preparar unas suculentas mallas de PVA, para ello, utilizamos el nuevo CSL de Dyanmite baits. Se trata de un líquido soluble en agua, compatible con el pva, con un 30% de proteínas, aminoácidos, en definitiva un CSL pre-activado, que para su elaboración lo llevan casi hasta el punto más alto del proceso de fermentación, con sus azúcares y enzimas respectivas, por estos motivos hablamos de un producto de primera calidad, ya sea para hacer PVA, engodos, mezclas o incluso re-hidratar nuestros boilies si se nos quedan un poco secos en la bolsa. Después de hacer unas cuantas mallas con micropellets y groundbait The Source añadiéndole el CSL, cebamos la zona con tres kilos de boilies de 20mm y nos dispusimos a pescar aquella tabla del río.

Fue una noche movidita, sobre todo porque era una tabla con mucha densidad de peces y para ser principios de temporada no estuvo nada mal. Abel y yo conseguimos varias capturas de bonitas libreas, los puestos y el cebado habían dado buenos resultados y las mallas de PVA con el CSL parecía que le facilitaban a las carpas la localización del cebo en aquel lugar.

Después de haber empezado el primer día con un bolo, conseguimos salvar esta corta sesión de pesca y darle la vuelta al marcador, despidiéndonos hasta la próxima aventura que viviríamos juntos en tierras extremeñas.


 foro